Óleo (50 x 61 cm)

Ábreme tu mano


Sujétame la vida un solo instante.
Prometo no pesar demasiado.
Aunque tenga miedo, cada día.
Mi miedo de patio de colegio.
Llegará un día en el que sí.
Ahora no importa cuándo,
solo extiéndeme tu mano.
Dime que todo lo que busco y no encuentro
aún está por llegar.
Dime que no vamos a morir nunca.
Sé que las palabras no bastan
pero yo necesito palabras.
Maldita sea, necesito las palabras.
Necesito que me ames, también,
por ser quien no soy.
Necesito que ames
todas las vidas que estoy dejando atrás.
Necesito que beses
el cadáver de mi inocencia.
Necesito olvidar
todas esas veces
en las que mi cuerpo no ha sido suficiente
y he creído no ser suficiente,
las veces que me han depredado,
han apagado las luces,
han engullido todos mis verbos
y han soltado mi mano.
Dime que nos estamos acercando.
Dime que no va a doler siempre.
Dime que merece la pena.
Dime que lo entiendes.
Dime que todo puede volver a suceder
de un modo totalmente distinto.
Dime que es posible.
Ábreme tu mano.
Cúrame este miedo de patio de colegio.
Por favor, ábreme tu mano.
Kris León







Portafolios relacionados