Óleo (50 x 60 cm)

Maniquí perfilado


En esta ocasión el protagonista del cuadro es un muñeco articulado de los que se utilizan en arte para dibujar proporciones y posturas humanas. Colores de tonalidad burdeos y berenjena conforman el fondo de la obra, siendo los ocres más claros, lilas y toques azulados los que perfilan la silueta de este misterioso personaje.







Portafolios relacionados