Óleo

Verde y Morá


La fusión de la mujer y del metal
En esta obra volvemos a ver una protagonista femenina, esta vez se encuentra en un segundo plano, detrás de la pieza de metal que está en un primer plano. Ella aparece en la penumbra, dividida por dos colores, el rojo y el morado, uno en cada hemisferio. La sutileza de un rostro con los ojos cerrados, que nos evoca un sueño y que se funde en transparencia con el metal… destacan en esta pieza los dos ojos de cerradura, que parece que guardan algún secreto de mujer. Ella busca la llave…







Portafolios relacionados